domingo, 28 de febrero de 2016

TECNICAS DE MEMORIZACION, ESTUDIO Y LECTURA RAPIDA

La sociedad actual exige en todos los niveles y sectores un grado de especialización creciente, al mismo tiempo que una disponibilidad continua hacia el cambio. Por un lado, la automatización de la industria lleva camino de desarrollarse todavía más, lo cual elevará la demanda de personal cualificado, actualizado y preparado. Por otro, la vida cotidiana en todos sus aspectos convierte el tiempo en un bien más preciado que el oro y transforma a todos los individuos en estudiantes de por vida, con estímulos constantes para aprender, perfeccionarse y ampliar sus competencias. El tiempo del que todos disponemos es, por otra parte, cada día menos: ¿qué podemos hacer para remediarlo? 

Los aspectos del aprendizaje 
En este curso trataremos tres aspectos del aprendizaje diferentes aunque estrechamente interrelacionados. Son los siguientes: 
la memoria, 
la lectura veloz, 
los métodos de estudio. 
Con un lenguaje simple y directo, agradable de leer y al mismo tiempo riguroso desde el punto de vista científico, expondremos todos los sistemas y los métodos más adecuados para lograr que los alumnos desarrollen al máximo sus potencialidades mentales. 
La distinción entre las tres secciones es de orden práctico. Los tres aspectos mencionados han evolucionado en los últimos años por caminos independientes y para cada uno se han elaborado métodos diferentes. Pero en este caso los senderos paralelos acabarán por converger, ya que predominarán los puntos comunes. 
¿Me puede servir a mí? 
“Parece interesante”, comentarán algunos lectores llegados a este punto. “Pero ¿esto realmente me puede servir de algo a mí?” 
Una memoria bien entrenada, un modo rápido de captar las informaciones escritas, la certeza de aprender todo tipo de cosas (de la técnica a la lengua, del funcionamiento de los aparatos domésticos al lenguaje de los ordenadores): éstos son los instrumentos que deseamos poseer y que suelen valorarse en el mundo laboral, en el estudio y en las mil ocasiones de la vida cotidiana. Hombre o mujer, más o menos joven, tendrá en su mano las cartas ganadoras. 
La experiencia madurada en largos años de actividad en este campo nos permite llegar a la conclusión de que mejorar la capacidad memorística, leer con rapidez y disponer de un método eficaz de aprendizaje y estudio no sólo es útil, sino que resulta prácticamente indispensable para todos. ¿Algunos ejemplos? 
La primera categoría extensísima de personas que necesitan dominar estas habilidades fundamentales es sin duda la de los estudiantes. Y si en lugar de hablar de “estudiantes” consideramos a “los que estudian”, veremos que el número de los interesados se multiplica. Aparte de los jóvenes que asisten a cursos de todo tipo y nivel, para quienes el método de estudio constituye tal vez la adquisición más importante, la apremiante necesidad de actualización profesional obliga también a quienes han abandonado ya el mundo de las escuelas y las universidades a convertirse periódicamente en estudiantes. 
La segunda categoría comprende a los profesionales, ejecutivos, funcionarios y directivos, a quienes se les exige un elevado nivel de preparación y de eficacia. El acceso a una posición cómoda desde el punto de vista económico no equivale a la posibilidad de dormirse en los laureles. Con frecuencia es tan sólo un punto de partida, que exige una actualización y un perfeccionamiento constantes y cotidianos para mantener los niveles alcanzados. Sin embargo, esta necesidad se combina con el problema del tiempo disponible, que cada vez es más exiguo. 
En todos los ámbitos y niveles laborales, para todo el que quiera mejorar su posición o simplemente desempeñar una tarea con satisfacción y provecho, es indispensable no fosilizarse y mantener una perfecta eficacia mental.

No hay comentarios: