martes, 9 de febrero de 2016

TECNICAS DE APRENDIZAJE COLABORATIVO

El aprendizaje colaborativo sigue atrayendo el interés porque aborda diversas cuestiones importantes relacionadas con la mejora del aprendizaje de los estudiantes. 
En primer lugar, la conclusión predominan­te de medio siglo de Investigación es que los profesores no pueden limitarse a transferir conocimientos a los alumnos. Los mismos estudiantes deben estructurar su mente mediante un proceso de asimilación de información en su propio entendimiento. El aprendizaje significativo y duradero se produce mediante la im­plicación personal y activa. Las ventajas del aprendizaje colaborativo para los estudiantes que se implican activamente son claras cuando se comparan con métodos más tradicionales —como las clases magistrales y los diálogos en gran grupo— en los que, por regla general, sólo pueden intervenir o participar unos pocos alumnos.
En segundo lugar, muchos empresarios consideran que la disposición y la preparación para participar en un trabajo en equipo productivo es un requisito para tener éxito. En el caso de algunas empresas y pro­fesiones, es un prerrequisito para obtener empleo. El aprendizaje colaborativo ofrece a los alumnos la opor­tunidad de adquirir valiosas competencias y disposiciones interpersonales y de trabajo en equipo, partici­pando en grupos orientados a la tarea; así, además de reforzar el aprendizaje de contenidos o de la asignatura, los grupos colaborativos desarrollan importantes competencias que preparan a los estudiantes para la vida profesional.
En tercer lugar, nuestra cada vez más diversa sociedad requiere ciudadanos comprometidos que pue­dan apreciar y beneficiarse de perspectivas diferentes. Al mismo tiempo, la mayoría de los retos locales, nacionales y mundiales exigen respuestas colectivas a largo plazo. Aprender a escuchar con atención, pen­sar críticamente, participar de forma constructiva y colaborar de manera productiva para resolver los problemas comunes son componentes vitales de una educación para la ciudadanía en el siglo xxi.
Por último, los centros universitarios quieren dar mejores oportunidades a una mayor variedad de estudiantes para que se formen como aprendices de por vida. Por regla general, en las clases magistrales tra­dicionales se trata a los estudiantes como una única entidad pasiva y global. El aprendizaje colaborativo compromete personal y activamente a los alumnos de toda procedencia, reclamando a los individuos que aporten a la educación los conocimientos y perspectivas desarrollados a partir de la vida de cada cual, así como de sus experiencias académicas y profesionales.



Si tienes problemas para acceder al recurso, envíame un correo a papadecuarentaytantos@gmail.com

COMENTAR ES AGRADECER¡¡¡

No hay comentarios: