viernes, 26 de febrero de 2016

EL SINDROME DE ASPERGER. OTRA FORMA DE APRENDER

Ha sido durante los últimos cinco años cuando en nuestro país se ha desarrollado una creciente preocupación e interés hacia las personas con dicho cuadro clínico. Esa preocupación e interés se han materializado en distintas actuaciones que van desde la creación, por primera vez en España, de asociaciones de padres específicamente orientadas a las personas con SA y a sus familias, hasta el incremento vertiginoso de publicaciones, estudios e incluso materiales autobiográficos, centrados en esta condición clínica. A esta labor de difusión no sólo le ha seguido un mayor conocimiento del SA por parte de profesionales de distintos ámbitos de la salud y la educación, sino que además, como era de esperar, ha llevado a tratar de analizar y conocer las necesidades de estas personas en las distintas etapas de su ciclo vital. Con todo ello, se han puesto de manifiesto los nuevos desafíos a los que nos enfrentamos desde un enfoque clínico, educativo, social y laboral. 


Las personas con síndrome de Asperger, con su peculiar estilo de procesar la información, su original manera de percibir e interpretar el mundo y, en general, su fascinante perfil cognitivo, suponen un reto a las concepciones más tradicionales de enseñanza y a los modelos más clásicos de aprendizaje en las aulas, y por consiguiente, suponen también un reto a todas las personas encargadas de su educación, quienes deben adaptar su estilo de enseñanza y sus estrategias pedagógicas a su perfil de funcionamiento cognitivo. 



No hay comentarios: