lunes, 25 de enero de 2016

EL NIÑO Y EL MIEDO A APRENDER

¿Qué fuerza misteriosa puede arrojar a niños inteligentes y curiosos a no poner en práctica, en el marco de la escuela, los medios de los cuales disponen? Más allá de poner en jaque al sistema y a los métodos pedagógicos, es evidente que es la situación de aprendizaje misma lo que en ellos desencadena temores que perturban la organización intelectual. La confrontación con las reglas y con la autoridad, el reconocimiento de la duda y la soledad inherentes al proceso de aprendizaje y de pensamiento, despiertan una turbación demasiado profunda contra la cual no se puede luchar con las herramientas pedagógicas tradicionales. Domesticar los miedos, darles una forma aceptable al pensamiento para que no interrumpan el camino intelectual, es la condición indispensable para reconciliar a estos niños con el saber escolar. Recurrir a temas culturales que puedan metaforizar estos miedos parece un excelente medio para liberar el deseo de saber de la invasión de preocupaciones personales. En esta dirección, Serge Boimare se apoya en las novelas de Julio Verne para abordar la matemática o la gramática, y en la Biblia o en la mitología griega y egipcia para aprender a leer y escribir. A través de ejemplos precisos y detallados, el autor muestra hasta qué punto la restauración de la "función imaginante" es una etapa indispensable para ayudar a estos niños con severas dificultades de aprendizaje a acceder a la dimensión simbólica.





PARA ACCEDER AL RECURSO, HAZ CLICK AQUÍ

Si tienes problemas para acceder al recurso, envíame un correo a papadecuarentaytantos@gmail.com

No hay comentarios: